Ser contador ¿Cómo mantenerse entusiasmado con la profesión?

10

Hace casi 20 años ya que me recibí de contadora, todavía recuerdo el día que me dieron el título, de toda la expectativa y la energía que tenía en ese momento, tenía toda mi vida profesional por delante y algunas decisiones que tomar.

En ese momento esas decisiones parecían cruciales, definitivas, trabajar independiente o buscar trabajo en un estudio o empresa, hacer un posgrado ya o esperar, es una etapa donde el entusiasmo por todo lo que estaba por venir era motivación suficiente.

Y los años pasaron rápido, porque la vida se pasa, aunque uno no quiera verlo. Cuando disfrutas lo que haces, te das cuenta el tiempo que pasó solo cuando miras para atrás y ves el camino recorrido. Yo soy o era de las que no miran para atrás, siempre pensando en mañana, no me di el tiempo para disfrutar los pequeños logros diarios.

Pero llega un momento, en el que miras para adelante y ves lo mismo que ayer (en nuestro caso, vemos incertidumbre y más tareas) y mantenerse entusiasmado con el trabajo se hace difícil. Seguimos dedicando muchas horas a nuestra profesión, pero ya no sé si tanto porque queremos, sino porque no nos queda otra.

Es un tema que se repite en conversaciones con distintos colegas, esa sensación desesperante de ver que nunca terminas de trabajar, siempre quedan pendientes, apagas la compu solo porque ya se hizo tarde no porque terminaste todo lo que tenías que hacer. Y eso agota mental y emocionalmente.

La motivación varía de colega en colega, para algunos la motivación es netamente económica, para otros el reconocimiento de sus pares, para otros llega a ocupar cierta posición dentro del estudio o empresa donde se desarrolla, etc.

También hay algunos para quiénes la única opción es abandonar la profesión, reconvertirse, trabajar de otra cosa o hasta jubilarse dependiendo de la edad y las ganas.

¿Qué hacer para mantener el entusiasmo?

  • Tomar cada nuevo tema que surge con un enfoque proactivo, como la posibilidad de aprender algo nuevo.
  • Participar en redes y grupos de colegas, compartir experiencias no solo aliviana la carga del día a día, sino que también nos permite ampliar nuestra visión sobre el ejercicio de la profesión.
  • Reservar un tiempo para nosotros, para hacer otra cosa. Si me preguntan a mí cualquier actividad física, caminar, correr, andar en bici, lo que les guste. Esta profesión es muy sedentaria y con los años esa acumulación de “horas sillas” se empieza a sentir.
Compartilo!
Share

10 comments

  1. José María Mendibe 31 marzo, 2021 at 18:33 Responder

    Al leer el articulo, lo primero que pense fue: no estas solo, hay muchos colegas que pasan por lo mismo, y de a poco lo vamos manifestando. Recuerdo una nota en la contratapa del diario Ambito Financiero en la decada del 90, en donde hacia mencion a nuestra profesion, como si fuesemos Forrest Gump, por la locura de nuestras tareas. Ejerci la profesion de forma independiente durante 25 años, entusiasmado al principio, sin tiempo para mi familia y para mi, sin tiempo para vacaciones desconectado, sobre el final. Decidi hacer un cambio y probar en relacion de dependencia, termine renunciando, pero feliz! En el interin estudie primero coaching ontologico y luego coaching de negocios conscientes. Desde hace 2 años estoy ofreciendo mis servicios con una nueva mirada de poder hacer negocios, asesorando desde la gestion, pero sobre la base de los valores y la cultura organizacional. Pedi al Consejo si se puede dar y hacer un taller para los colegas, “para la trasnsformacion”,para poder tener otra mirada, ver como podemos elevar nuestra profesión a través de la alineación entre nuestro actuar y los valores que deseamos para esta sociedad; construir la relación profesional-cliente dejando de lado los viejos paradigmas; de que manera podemos contribuir con nuestro hacer; ser capaces de reinterpretar el sentido que tienen los impuestos para nosotros y para la sociedad, Cómo elegimos responder frente a lo que nos pasa?; somos felices con lo que hacemos?; de que manera definimos al éxito?; que podemos aportar a la sociedad sintiéndonos parte del problema?; como nos adaptamos frente a los cambios tecnológicos?; sos consciente durante el dia?; te dedicas tiempo y espacios para vos, para tu familia, para cuidar tu salud, para tus relaciones?… Puedo tener otra perspectiva, depende de mi!

  2. Analía Castillo 13 febrero, 2021 at 18:08 Responder

    Lograr el equilibrio entre el ocio y la profesión no es fácil, pero debemos hacerlo. Apretar el botón stop y disfrutar de las pequeñas cosas que alimentan nuestro espíritu, es nuestra responsabilidad también.

  3. silvina colotta 12 febrero, 2021 at 23:27 Responder

    Me encanto el articulo…soy estudiante de contador a 6 materias de recibirme de la UNLP…para mi todo me entusiasma todavia porque aun no consegui trabajo de esto, de lo mio, de lo que estudio, asi que todo es nuevo…ojala nunca pierda ese poder de asombro ni las ganas de aprender…bueno si alguno necesita una ayudante contable que le haga las tareas que les aburren aqui me ofrezco, para mi aun todo es nuevo…tengo todas las ganas intactas. Abrazo y les avisare cuando me reciba…ojala pronto. Saludos desde La Plata, City Bell.

  4. Nestor 11 febrero, 2021 at 10:47 Responder

    Hola Carla

    como siempre muy oportunas tus reflexiones, yo he tenido siempre un trabajo en relación de dependencia además del Estudio Contable y creo que decir que hay que estar siempre actualizado ya es redundante
    Cuando dejé el trabajo en relación de dependencia pude asistir a las reuniones de la Comisión de Impuestos del Cjo. Profesional de Lomas de Zamora y te puedo asegurar que en el mismo se debatía con muy buenas exposiciones de los concurrentes e incluso varios preparaban trabajos muy buenos sobre determinados temas específicos todo eso era un apoyo invalorable para el profesional
    Hoy ya estoy retirado del ejercicio activo y como vos decís es difícil mantener el entusiasmo en la Profesión, no obstante es importante no bajar los brazos, como se ha comentado en otras oportunidades tratar, en lo posible, de seleccionar la clientela que nos permita un ingreso acorde al esfuerzo puesto en la tarea
    No hay que descartar ampliar los rubros en que uno pueda asesorar, es difícil, pero es bueno no sólo liquidar impuestos, sueldos, contabilidades, etc. hay que tratar de buscar otras áreas

    Muchas gracias por tu inquietud

  5. Naty 10 febrero, 2021 at 15:45 Responder

    En mi caso trabajando de hace más de 15 años en estudio contables, viendo la diaria del contador y a 5 materias de recibirme. Dejé la carrera stand by hace unos años, me recibí de técnica en turismo en la peor época de pandemia y ahora creo que voy a empezar a estudiar programación web, Terminar la carrera sería cerrar una etapa colgar el título y quizás una ayuda a mis otras dos nuevas carreras. Sinceramente la etapa de enamoramiento fue cuando estaba en la facultad haciendo impuestos, que fue una de las tantas veces que retomé. Ahora estoy en la etapa de que no quiero más esto. Los foros de contadores son muros de los lamentos, amigos contadores tengo dos que dejaron para ser profesores de yoga y otros que trabajan en relación de dependencia que no tienen ya idea de impuestos.

  6. Belén 8 febrero, 2021 at 15:21 Responder

    En lo personal, mis compañeros de facultad trabajan bajo relación de dependencia en empresas o dejaron la profesión, así que se me hace muy difícil conseguir un grupo con el que pueda conversar ya que yo trabajo en un estudio y estoy comenzando a tener clientes propios. Por momentos me siento muy sola y posteos como este me ayuda a ver que no estoy sola, muchos pasamos por lo mismo.

  7. Joaquin 8 febrero, 2021 at 12:03 Responder

    Muchas gracias Carla por la reflexión!..siento que a las ofertas de capacitación técnica tenemos que agregar también, desde la profesion, ofertas de apoyo mental y emocional..ojala de a poco vayamos trabajando en esos temas, como pilar fundamental de nuestros cuidados. Abrazo y buena semana!

  8. Caro 8 febrero, 2021 at 11:36 Responder

    Hace más de 30 años que me recibí. La profesión era otra, en ese momento hasta se podía “asesorar” al cliente. Ya no. Las normas no son claras ni estables. Gran parte del trabajo es administrativo: “data entry” y se trabaja con sistemas que no funcionan la mitad del tiempo. Y a pesar de la experiencia adquirida sigo tengo incertidumbre. Trabajar en la Administración Pública hubiera sido una mejor elección : sueldo asegurado, un horario de trabajo , vacaciones, aguinaldo y una buena jubilación. La rechacé. Ya no hay otra. Agradezco poder seguir trabajando. Sigo participando…… Saludos

  9. Leonardo Perrone 7 febrero, 2021 at 21:38 Responder

    ¿cómo mantenernos entusiasmados? (pregunta abierta) nos invita a reflexionar y nos estira para sacarnos de nuestra zona de confort de la que tanto nos cuesta salir (y no porque sea confortable). El entusiasmo, o usando otra palabra, la motivación es algo que tiene que alimentarse día a día (para eso tenemos que trabajar en conocernos a nosotros mismos). Muchas veces “no lo vemos”, parece que, como decís en un pasaje de la nota, “no queda otra”… pero… ¿sabés qué? SIEMPRE QUEDA OTRA! los últimos tips creo que son el medio para que la inspiración nos llegue y podamos ver “qué” nos motiva, “qué” o “quién” nos moviliza, y comencemos a decidir en lugar de simplemente reaccionar y jamás resignarnos… algunos pueden solos…. otros necesitamos juntarnos con otres para cargar energías y seguir, siempre, seguir y resistir!

Post a new comment