AFIP, LIBROS DIGITALES Y NUEVOS MIEDOS A ESTRENAR. EL FUTURO DE LA PROFESIÓN.

5

Cuando yo tenía 8 años mi papá compró su primera computadora, una Commodore 64 con casetera y pensó que estaba a la cabeza de las últimas tecnologías. Invirtió en su futuro profesional y cuando salieron las primeras disqueteras incluso desarrollo un pequeño sistemita de facturación.

Era un mundo lleno de nuevas posibilidades pero los avances tecnológicos empezaron a acelerarse y para 1994 la vieja Commodore 64 fue reemplazada por una computadora XT. Para comprarla tuvo que  juntarse con otros 2 colegas, era una inversión importante pero era necesaria para mejorar los servicios que ofrecía el estudio.

Los cambios son una constante desde siempre, en esa época muchos colegas se negaron a aprender computación y poco a poco fueron quedándose afuera del mercado profesional.

¿Qué nos espera a los contadores para la próxima década?

En los próximos años las tecnologías digitales van a transformar nuestra realidad laboral y en muchos casos simplificarla. La digitalización, la automatización,  el uso de inteligencia artificial y el cruzamiento y análisis de datos a gran escala impactarán directamente sobre muchas profesiones. Y la nuestra no quedará exenta.

Se estima que el 40% de las profesiones que existen hoy desaparecerán en las próximas 3 décadas  entre ellas la del Contador Público, por lo menos en la forma que la conocemos hoy en día.

La inminente implementación del libro IVA Digital por parte de AFIP es solo la punta del iceberg, los cambios que producirá el progreso tecnológico  modificarán poco a poco la forma en la que ejercemos la profesión y el tipo de tareas que desarrollamos. Y esto es inevitable, va a pasar y como todo lo desconocido genera miedo y rechazo.

Ante esta nueva realidad existen 2 caminos posibles, combatirla o aceptarla. Cada uno decidirá de qué lado de la vereda quiere pararse, la única posición que no es aceptable es querer ignorar los cambios que ya se están generando.



¿Cómo podemos prepararnos para un futuro profesional incierto?

Creo que el principal desafío en nuestro caso es la adaptación y con esto me refiero a reinventarnos profesionalmente, manteniendo los ojos y en especial la mente flexible ante los cambios que se avecinan. Y las nuevas necesidades que estos cambios tecnológicos generarán.

Pero para adaptarnos necesitamos desaprender, hacer el esfuerzo de revisar que estamos haciendo y porque lo hacemos. Lo importante es comenzar un examen honesto y profundo de lo que realmente puede transformarse en algo de mejor calidad o en un nuevo campo o área de ejercicio profesional.

Dar el salto cualitativo en la prestación de servicios, apoyándonos en estas nuevas tecnologías que comienzan a impactar en nuestro trabajo diario, es fundamental  pero la decisión de saltar dependerá de cada uno.

Compartilo!
Share

5 comments

  1. Claudio 9 septiembre, 2019 at 08:38 Responder

    Ya la profesion como tal la conocimos hace años desapareció. Desde que surgieron los sistemas informaticos de AFIP, ARBA, etc, etc. la mayoría de nosotros somos meros data entries. Liquidar impuestos y sueldos casi no requiere planificación, sino pura carga de datos en las bases de los distintos Estados.
    Con 33 años de matriculado y 39 de trabajo, hoy digo que la profesión me ha ido dejando, también la ingratitud de los clientes que no permiten la mínima falla, (esto lo digo enganchado con el otro posteo de los objetivos profeisonales).
    Tristemente lo digo, profesion amada que elegí a los 14 años, hoy te veo partir.

  2. Nestor anibal Souto 2 septiembre, 2019 at 12:35 Responder

    Hola Carla

    Como siempre muchas gracias por mantenernos informados y además permitir el intercambio de ideas entre los profesionales
    creo que tu aporte es muy valioso

    En cuanto a la profesión no hay duda que habrá que ir adaptándose a los nuevos tiempos, preferentemente en forma voluntaria sino tendremos que adaptarnos a la fuerza

    Como en el caso de tu papà yo también compre una commodore 64, pero al principio solo se usaba para que mis hijas la utilizaran para jueguitos de a poco fui entendiendo que se podía usar para otro tipo de tareas casi semejantes a las gigantes computadoras de empresas

    Un colaborador mio compro una 128 y yo le comprè un programa para liquidar sueldos que resultò buenísimo

    M as adelante y con gran esfuerzo con mi socio compramos un clon de IBM xt así de a poco fuimos actualizándonos y pudiendo ir informatizando nuestro trabajo

    Por suerte anticipándonos a las exigencias cada vez mayores de los entes de recaudación y en cierto modo también hicimos que algunos clientes fueran también incorporando nuevas tecnologías

    Hoy todo eso es pasado a pesar de haber trancurrido poco tiempo, lo que nos da una idea de como ha cambiado la tecnología nuestra forma de trabajar

    Pero en nuestra profesión no todo se limita a la informática, es evidente que los cambios seguirán y si nos ponen un rock no podemos seguir bailando un vals

    Tenemos que estar siempre actualizados y tratar de encontrar nuevas facetas donde colaborar con las empresas desde nuestra profesión

    Te reitero mi agradecimiento por tu generosa actividad que nos mas hace placentero nuestro trabajo

  3. Laura 30 agosto, 2019 at 11:40 Responder

    Excelente reflexión… Difícil cuando hay muchos profesionales que ven el avance tecnológico sólo como enemigo a consecuencia de los miedos que suponen salir de la zona de confort de la actividad como hoy día se vive.
    Miremos a futuro, busquemos nichos (dentro y fuera de la profesion) y avancemos SIN MIEDOS!

Post a new comment