fbpx

¿Cuál es tu activo más importante siendo contador?

10

Seguramente se han preguntado alguna vez que es lo más valioso que poseen como profesionales y quizás hayan enumerado mentalmente una serie de activos que consideran importantes.

Sin lugar a dudas, hasta hace un par de semanas hubiese respondido que mi activo más importante es quizás mi experiencia, un activo que todos tenemos y nos ayuda a ser cada vez mejores profesionales y que además nos da la posibilidad de compartirlo con otros colegas haciendo que ese activo crezca en forma exponencial.

Por supuesto, eso exige muchas horas de trabajo, lectura y análisis de consultas con otros colegas, etc. Actividades que ocupan largas jornadas de trabajo y que exceden a veces el 50% de nuestro día a día.

Y mientras nos enfocamos en crecer y mejorar profesionalmente y destinamos gran parte de nuestros recursos a la actividad profesional poco hacemos por cuidar nuestro activo más importante nuestra salud física y mental.

No hay dudas que la profesión de contador público acarrea grandes niveles de estrés y muchas horas sentados con exposición a la pantalla de una computadora. Y esto genera a la larga una carga laboral inmensa que daña de forma lenta y progresiva muestra salud física y mental (síndrome de Burnout, depresión, irritabilidad en los ojos, y disminución en la visión, dolores en las articulaciones, problemas de insomnio, alteraciones gastrointestinales o de la presión arterial entre otras y deterioro en la columna por malas posiciones).

Claudio Zuchovicki suele repetir una frase que justifica en parte el problema “No hay peor dolor que el soportable, porque es soportable y, entonces, lo soportas y no cambias”

Soportamos un estrés constante, hasta que se hace crónico o quedamos quemados; descuidamos nuestro cuerpo y los dolores de alerta que aparecen los tapamos con algún analgésico y lo hacemos porque son justamente dolores tolerables. Hasta que dejan de serlo, hasta que nuestro cuerpo o nuestra mente dicen basta. Y por supuesto todo esto repercute también en nuestra vida familiar y social.

Nuestro activo más importante somos nosotros mismos y deberíamos estar arriba en la lista de prioridades, antes que los vencimientos y las llamadas de urgencia de un cliente. Quizás es momento de cambiar algunos malos hábitos ahora que todavía estamos a tiempo.

10 comments

  1. ELIZABET 24 enero, 2022 at 16:41 Responder

    es asi.. mas de 30 años de profesion y siento que cada dia hay un cambio que nos afecta… o que tenemos una profesion que no nos crea mejores profesionales porque leemos cambio de leyes o alicuotas que son todas coyunturales… y es como que corremos para estar siempre en el mismo lugar… y si tenemos que armar una dj de ganancias y bs pers. de 3 años atras no sabemos que estaba gravado o alicuota.. o lo que fuere… en lo particular eso me estresa, pero desde la pandemia decidi darme prioridad, porque somos unicos e irrepetibles para nosotros y la flia…. los clientes buscaran un nuevo profesional que les arregle sus impuestos y papeles… asi que colegas primero estamos nosotros… saludos

  2. Marta 24 enero, 2022 at 11:51 Responder

    Carla es una reflexión excelente y tan difícil de poner en practica, yo me propongo todos los años cambiar y priorizar mi salud, pero después pongo primera la vorágine no me lo permiten o hacen que me olvide, me encanto esta frase “No hay peor dolor que el soportable, porque es soportable y, entonces, lo soportas y no cambias” siento que me refleja 100% hoy cumplo 63 ( un montón
    ) y creo que es una buena fecha para replantearme un nuevo camino, lastima los lindos momentos que perdimos y ya no se recuperan, gracias por tus lindas reflexiones. Beso enorme

    • Obdulia Oviedo 24 enero, 2022 at 16:26 Responder

      Debemos ser conscientes de lo que significa nuestra salud antes que sea tarde. A mi me pasó que por llegar a un pico de estrés tan grande debí abandonar la profesión antes de lo previsto. Queridos colegas no permitan que eso suceda, debemos querernos un poco mas y acostumbremos a los clientes a traer las novedades en tiempo y forma, ya que más de una vez debimos apagar incendios para evitar una multa.

  3. Rosana 24 enero, 2022 at 08:48 Responder

    gracias Carla!!! estoy en ese camino, de empezar a pensar en mi, en mi salud antes que en la profesión. Lástima que ya dejé atrás muchos momentos lindos de no disfruté pero bueno……por suerte reaccioné.

  4. Guillermina 23 enero, 2022 at 13:11 Responder

    Genia, haber sabido esto al iniciar la carrera, hubiese sido todo diferente, cuantos disgustos hubiese evitado , cuantos momentos lindos, no disfrute en familia, y amigos…
    Sirva esto para los jovenes profesionales , que primero, esta uno, segundo la profesion…
    Gracias Carla , muy lindo, me siento acompañada.

    • Gustavo Páez 23 enero, 2022 at 18:20 Responder

      Excelente reflexión!
      Es necesario asimilar ese diagnóstico para internalizarlo y actuar de acuerdo con el mismo en cada día.
      Muchas gracias!

Post a new comment